Técnicas
| Imprimir |
 E-Mail

Todos los atributos que ayudan a componer el término Calidad aplicado a un lote de semillas deben poder  ser cuantificados mediante diferentes Metodologías de Análisis en condiciones de laboratorio. Estos métodos o técnicas deber ser adecuadamente protocolizados de manera tal de poder hacer repetibles sus resultados dentro de un mismo y entre diferentes laboratorios de análisis con el objeto de brindar confiabilidad al comercio de semillas nacional e internacional.


Para cada atributo existen técnicas especificas descritas en las Reglas Internacionales de Análisis de Semillas que van siendo actualizadas periódicamente gracias al trabajo de las diferentes Comisiones de la Asociación Internacional de Análisis de  Semillas ISTA.

A continuación de describen algunas técnicas empleadas en Control de Calidad de Semillas.

Técnicas rápidas para identificación de daño mecánico

Técnica del verde rápido o fast green: Esta técnica se utiliza para revelar la extensión del daño mecánico en el pericarpio de maíz (Zea mays). También puede aplicarse para detectar daños en las cubiertas seminales de leguminosas de semilla pequeña como: alfalfa (Medicago sativa), trébol encarnado (Trifolium incarnatum) y en algunos cereales como sorgo, trigo, cebada y frijol. El verde rápido usado en bajas concentraciones no es tóxico para los embriones y plántulas pequeñas, por lo tanto se pueden colocar a germinar las semillas coloreadas y observar la naturaleza del daño. El verde rápido es el oxalato verde de malachite, sustancia soluble en agua común que se prepara en solución al 0.1% y se adiciona a una muestra de 100 semillas. La solución debe ser suficiente para asegurar la completa inmersión de las semillas y se agitan suavemente durante  15 a 30 segundos. Luego las semillas se enjuagan con abundante agua corriente y se extiende sobre una superficie de papel absorbente dejándola airear durante 30 a 60 minutos. Finalmente las semillas se evaluan y se clasifican en tres categorías según el daño presente en las semillas: 1) Semillas sin daños o con daños leves; 2) Semillas con daños moderados y 3) Semillas con daños severos (clasificación propuesta por Gutormson T, Universidad Estatal de Ciencia y Tecnología, Iowa, Estados Unidos) . Las semillas correspondientes a la última categoría presentan daños sobre el eje embrionario y comúnmente producen plántulas anormales. Es importante observar la ubicación del daño mecánico. En el caso de las semillas de especies leguminosas, las semillas teñidas producirán plántulas anormales o son semillas muertas.

Técnica del indoxil acético: Esta técnica se utiliza en semillas de soja. Las semillas se sumergen en una solución al 0.1% de indoxil acético durante 2 minutos. Luego se escurren y se colocan en una cesta ubicada sobre vapores de amoníaco. Las grietas producidas por el daño ambiental se colorean de púrpura.

Técnica del cloruro férrico: Se emplea esta técnica para semillas de leguminosas. Las semillas se sumergen en una solución al 20% de cloruro férrico entre 5 a 15 minutos. Las semillas que presentan daños mecánicos se colorean de negro.

Técnica del hipoclorito: Utilizada para semillas de soja y poroto. Se sumergen dos repeticiones de 100 semillas en una solución al 0.5% de hipoclorito durante 10 a 15 minutos. Luego de transcurrido el tiempo se separan todas las semillas que han alcanzado entre 2 y 3 veces su tamaño original y se establece directamente el porcentaje de daño físico de la muestra.